Cómo Demandar al Inquilino por Impago de Alquiler
5 (100%) 8 votos

Reclamar al inquilino el pago del alquiler es una situación que, muchos propietarios, todos los propietarios, desearían evitar.

Si después de intentarlo por todos los medios posibles, el inquilino sigue sin abonar el alquiler, no te queda más remedio que acudir al Juez y presentar una reclamación judicial (con o sin abogado).

Hoy, en Modelos y Contratos, vamos a continuar hablando sobre el impago en los alquileres, y cómo reclamar judicialmente el pago de la renta al inquilino.

En este blog, ya hemos visto cómo escribir una carta para solicitar al inquilino el pago de la renta si dejamos de recibir alguna mensualidad o percibimos ciertos retrasos injustificados en el pago del alquiler.

Hemos visto también cómo reclamar el cobro del alquiler por Burofax, para aquellos casos en donde el inquilino no da ninguna respuesta a nuestras comunicaciones y, cómo paso previo a una eventual demanda judicial por impago de alquiler.

Pero si todas las vías amistosas no han sido suficientes para que el arrendatario pague, ahora sí, llega el turno de ver las distintas opciones legales para reclamar judicialmente al inquilino el pago de la renta.

Empezamos.

Las opciones legales que veremos a continuación sirven para reclamar judicialmente el impago del alquiler de una vivienda, piso, local, bajo comercial, oficina, etc.

Cómo te venía diciendo, una vez que hayas intentado amistosamente el cobro de la renta, sin éxito, entonces tienes distintas opciones de reclamación judicial, mediante la vía del Juicio verbal o por medio del proceso monitorio.

 

Demandar al inquilino por impago de alquiler (Juicio verbal). 

Para esta opción, la Ley de Enjuiciamiento Civil (artículo 250.1.1) te permite reclamar rentas hasta 2.000€, sin la intervención de abogado ni procurador.

Es decir, tu mismo puedes interponer en el Juzgado la correspondiente demanda para reclamar el impago del alquiler, siempre que la cantidad total reclamada no supere los dos mil euros.

La demanda debe interponerse en el Juzgado correspondiente al lugar donde se encuentre el inmueble (casa, piso, local, bajo, comercio, etc.).

Si quieres ver un modelo de demanda para reclamar dinero sin abogado, sigue el enlace.

 

Demandar al arrendatario por deudas (Proceso monitorio).

En este caso, el proceso monitorio sirve para reclamar deudas de cualquier importe y no habrá necesidad de contar con abogado y procurador sea cual sea la suma reclamada (aunque se superen los dos mil euros).

La demanda del procedimiento monitorio debe presentarse ante el Juzgado que corresponda al domicilio o residencia del demandado. No obstante, si el domicilio o residencia no fueran conocidos, también podrá presentarse ante la oficina Judicial del lugar en que el deudor pueda ser hallado a efectos del requerimiento de pago.

Puedes ver un modelo de demanda de proceso monitorio para reclamación de rentas siguiendo el enlace.

Recuerda que, antes de reclamar judicialmente las rentas impagadas, es aconsejable enviar un Burofax al inquilino para solicitar el pago de la deuda, ofreciendo un plazo máximo de pago, y comunicando que en caso de mantener la deuda se iniciarán las acciones legales oportunas. De esta manera, podrás acreditar ante el Juez el intento de resolución extrajudicial (vía amistosa).

 

Demanda de desahucio y reclamación de deudas por impago de alquiler (Juicio verbal).

Si optamos por pedir el desahucio del inquilino, además de reclamar la deuda por el alquiler pendiente, entonces tienes que acudir a la vía del juicio verbal, ya que el proceso monitorio sólo sirve para reclamar cantidades de dinero.

En este enlace puedes ver cómo se hace una demanda de desahucio y reclamación de rentas.

Cómo te decía, se trata de un proceso para pedir al Juez, conjuntamente, la resolución del contrato de alquiler, conforme al artículo 27.2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, y el cobro de las rentas y recibos pendientes que el inquilino no ha pagado.