Contrato de Alquiler de Vivienda Vacacional entre Propietario y Turista
4.4 (88.33%) 12 votos

Descárgate en Word un modelo de contrato de alquiler de vivienda vacacional o turística, entre particular (propietario) y particular (turista).

Ya estamos pensando en las vacaciones lector. Y si, la gente se empieza a mover… Por un lado los viajeros que buscan un lugar donde disfrutar de sus vacaciones y por el otro, los propietarios de casas particulares que ponen a disposición sus viviendas vacacionales para los turistas en toda España.

Según un estudio de Homeaway.com publicado el año pasado, cada vez más familias eligen alojarse en una vivienda vacacional, del tipo casa rural o apartamento en la playa, en detrimento de los hoteles. Pero además, de media, los inquilinos se alojan más de 7 días en las casas turísticas y, pasada la crisis, la tendencia va en aumento.

El hecho de que los turistas pasan más tiempo en las viviendas turísticas es motivo suficiente para establecer las condiciones del arrendamiento por escrito, mediante un contrato de alquiler de vivienda vacacional

Y ya se sabe, un contrato genera confianza. Tanto para los inquilinos, que en muchos casos se sienten engañados, como para los dueños de las casas vacacionales, que frecuentemente sufren algún que otro daño en las viviendas provocados por los turistas.

Estás en Modelos y Contratos. Venga, vamos allá…

 

Modelo de contrato de alquiler de vivienda vacacional o turística.

A continuación puedes acceder a un ejemplo de contrato de arrendamiento vacacional, para alquilar una casa rural, un duplex o un piso en la playa, entre el dueño o propietario de la vivienda y el turista que la alquila para disfrutar de sus vacaciones con su familia. 

CONTRATO DE ALQUILER DE VIVIENDA

PARA USO VACACIONAL O TURÍSTICO

 

En […] (lugar y fecha)

REUNIDOS

De una parte el PROPIETARIO, D/Dª […], mayor de edad, con domicilio de residencia habitual en […] (dirección, CP, localidad, provincia), provista/o de D.N.I. Nº […], con teléfono de contacto personal Nº […], actuando, en lo sucesivo, como parte arrendadora.

Y de otra el VIAJERO, D/Dª […], mayor de edad, con domicilio de residencia habitual en […] (dirección, CP, localidad, provincia), provista/o de D.N.I. Nº […], con teléfono de contacto personal Nº […], actuando, en lo sucesivo, como parte arrendataria.

 

INTERVIENEN

Las partes intervienen en su propio nombre y derecho, y se reconocen la capacidad legal necesaria para celebrar el presente contrato de alquiler de vivienda para uso vacacional, a cuyo efecto,

 

EXPONEN

I.- Que el propietario, D/Dª […] es dueño con facultades para arrendar la vivienda vacacional sita en […] (dirección, piso, número, CP, localidad, provincia), con una superficie construida de […] m2.

II.- Que al presente contrato se adjunta un documento Anexo de inventario de relación de bienes y objetos que se encuentran en la vivienda antes descrita, pertenecientes al propietario.

III.- Que el propietario ha convenido con el viajero D/Dª […] el alquiler del citado inmueble para uso vacacional, que llevan a cabo por medio del presente contrato, con arreglo a las siguientes,

 

CLÁUSULAS

PRIMERA.- El presente contrato de alquiler de vivienda se otorga conforme a lo establecido en la Ley 29/1994 de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos (en adelante, LAU), y por lo pactado en el presente contrato. Con carácter supletorio es de aplicación lo dispuesto al efecto por el Código Civil

SEGUNDA.- Que el propietario pone a disposición del viajero y de su familia y/o personas acompañantes, la vivienda vacacional descrita en el expositivo primero, durante la temporada comprendida entre el día […] (fecha de entrada) y el día […] (fecha de salida), comprometiéndose el arrendatario a abandonar el inmueble antes de las 12.00 horas del día […] (día de salida).

El destino del contrato es para uso distinto de vivienda, por motivo de vacaciones. En consecuencia, la vivienda objeto de este contrato no tendrá en ningún caso la finalidad de vivienda permanente del arrendatario.

TERCERA.- El precio de la renta fijada por este alquiler vacacional es de […] euros, por la totalidad de la temporada.

Forma de pago: El arrendatario abonará al propietario, en este acto, la cantidad de […] euros, correspondiente al 40% del total, en concepto de reserva del alquiler de la vivienda de vacaciones objeto de este acuerdo.

En virtud de lo anterior, el arrendatario deberá abonar a la arrendadora la cantidad de […] euros, correspondiente al 60% restante. Dicho pago se realizará en efectivo, el día de entrada al apartamento vacacional, al mismo tiempo en que la arrendadora hará entrega de las llaves al viajero.

CUARTA.- Los gastos de [sigue]

Accede ya mismo a la información completa de este modelo:

 

¡No esperes más! Haz click en el botón "comprar ahora", colabora con este blog, y descárgate inmediatamente el modelo completo, en formato Word, para que puedas editarlo directamente con tus datos. Puedes pagar con tarjeta o por PayPal, la forma rápida y segura de pagar en Internet.

 

¿Qué cosas no pueden faltar en un contrato de alquiler vacacional? 

Lo primero: que las partes y la vivienda sean identificadas.

Los datos del propietario y del inquilino, así como la dirección de la vivienda que se alquila y un inventario de los objetos que se encuentran en la casa vacacional.

A diferencia del contrato de alquiler de vivienda para uso habitual, el contrato para una casa turística tiene algunas peculiaridades propias de la temporalidad de las vacaciones que veremos a continuación.

 

La fecha y hora de la entrada y salida.

Señalar las fechas en las cuales se comprende el arrendamiento turístico, y muy importante, indicar el día de entrada y el día de salida, incluso la hora, habitualmente a las 12:00.

Incluir una cláusula de penalización en caso de que el inquilino devuelva las llaves más tarde de la fecha y hora acordada. En este caso el turista deberá abonar una cantidad determinada por cada día de retraso en la entrega de llaves.

 

Alquiler para uso distinto de vivienda.

Habrá que hacer mención de que la vivienda se alquila con fines de ocio o para vacaciones, lo que la Ley denomina uso distinto de vivienda, y que en ningún caso, el arrendamiento tendrá como finalidad el uso de vivienda permanente del inquilino.

Me parece acertado incluir una cláusula donde se indique que el inquilino recibe la vivienda en un buen estado de conservación y lista para ser utilizada para la finalidad prevista, comprometiéndose el viajero a devolver al vivienda en el mismo estado al termino de sus vacaciones.

Este tipo de contrato entre particulares debe tener una cláusula de prohibición de cesión o subarriendo, para prohibir expresamente que el inquilino pueda a su vez alquilar la vivienda vacacional a otras personas.

En relación a las obras que se pudieran producir en el inmueble, comúnmente se suele incluir una estipulación para que el inquilino no pueda realizar ningún tipo de modificación en la vivienda vacacional, incluyendo pintura, agujeros, pegatinas o cualquier otra cosa que modifique el estado original de la casa rural. 

Si se prohibe animales en la casa vacacional hacerlo constar en el contrato de alquiler.

 

La forma de pago: cómo y cuándo.

Otra de las cosas que no puede faltar es la renta. Fijar la cantidad que pagará el turista por el alquiler de la vivienda durante la temporada en que se aloje en ella, indicando también cuál será la forma de pago

En la práctica, el pago se realiza en dos partes. Un anticipo del 30-40% del total a la cuenta bancaria del dueño de la vivienda, a modo de confirmación de la reserva, y el resto se paga a la llegada del inquilino o cuando se entregan las llaves, durante el primer día de estancia.

Si se solicita fianza, hacerlo constar en el contrato de alquiler vacacional.

 

Los gastos a cargo del propietario.

Si la vivienda que se alquila es un apartamento o duplex dentro de un complejo de viviendas, habrá que señalar que los gastos de comunidad serán de cuenta del propietario.

También suele ser habitual que el dueño de la casa rural corra con los gastos de luz, agua o gas, así como cualquier otro gasto inherente a la vivienda, por ejemplo el IBI (impuestos de bienes inmuebles).

 

Descargar un modelo de contrato de alquiler vacacional.

Como puedes ver, se trata de un acuerdo abierto basado en la libre voluntad de las partes, en el cual, propietario y turista podrán dejar por escrito aquellas condiciones que consideren más oportunas y que regirán el alquiler vacacional de una casa rural, un apartamento en la ciudad o un piso en la playa.

Para tener un contrato de alquiler vacacional actualizado que incluya entre otros temas, todas estas garantías, descárgate el modelo redactado por mi desde Paypal y adáptalo a tus circunstancias.

Si todavía tienes dudas consulta la Guía para redactar un contrato de arrendamiento.