Contrato de Alquiler de Vivienda con Depósito como Garantía Adicional
5 (100%) 7 votos

¿Vas a alquilar tu piso y quieres pedir a tu inquilino un depósito de dinero para cubrirte ante daños y/o impagos?

Si la fianza te parece insuficiente para garantizar el cumplimiento del contrato, puedes pedir una garantía adicional al arrendatario, como una cantidad de dinero en depósito.

Hola lector, bienvenido como siempre a Modelos y Contratos.

Hoy veremos un modelo de contrato de alquiler con depósito en garantía, adaptado a la necesidad del casero, cada vez mayor, de asegurar el cumplimiento de las obligaciones del inquilino mediante una garantía adicional.

 

El depósito de dinero como garantía del cumplimiento del inquilino.

Anteriormente en esta web, hemos explicado la diferencia que existe entre la fianza legal y las garantías adicionales en el alquiler

Hemos visto que actualmente, la ley limita a UN MES de renta el importe de la fianza legal que se exige al arrendatario para los alquileres que se destinen al uso de vivienda habitual del inquilino.

Pero por otro lado, la ley permite que, el casero e inquilino, pacten cualquier tipo de garantía del cumplimiento por el arrendatario de sus obligaciones contractuales, además de la fianza en metálico.

Entre las garantías adicionales más comunes, el depósito de dinero resulta uno de los más prácticos y económicos, siendo el importe libremente acordado por las partes.

 

Modelo de contrato de arrendamiento de vivienda con cláusula de depósito como garantía.

A continuación podrás acceder a un modelo de contrato de arrendamiento de vivienda con cláusula adicional de garantía del cumplimiento de la obligaciones por el arrendatario (depósito de dinero).

CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE VIVIENDA

 

REUNIDOS

De una parte, D/Dª […] (propietario/arrendador), estado civil […], mayor de edad, profesión […], vecino de […] (localidad), con domicilio en la calle […] nº […] piso […], y con D.N.I. Nº […], en condición de arrendador.

Y de otra, D/Dª […] (inquilino), estado civil […], mayor de edad, profesión […], vecino de […] (localidad), con domicilio en la calle […] nº […] piso […], y con D.N.I. Nº […], en condición de arrendatario.

 

INTERVIENEN

Se reconocen los reunidos con la capacidad civil necesaria para contratar y obligarse y, en especial, para otorgar el presente CONTRATO DE ALQUILER DE VIVIENDA CON GARANTÍA ADICIONAL DEL CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES DEL ARRENDATARIO; y a tal efecto, actuando ambos en su propio nombre y derecho, siendo responsables de la veracidad de sus manifestaciones, De mutuo acuerdo,

 

EXPONEN

I.- Que D/Dª […], el arrendador, es dueño de la vivienda sita en […] (dirección del inmueble que se alquila), que además cuenta con las siguientes referencias:

Cédula de habitabilidad Nº […]

Se adjunta al presente contrato de arrendamiento de vivienda copia de la cédula de habitabilidad.

Certificado de eficiencia energética Nº […]

Se adjunta al presente contrato de arrendamiento de vivienda copia del certificado de eficiencia energética.

Referencia catastral Nº […]

Que el inmueble objeto de contrato se encuentra libre de cargas y gravámenes, arrendatarios y ocupantes, y al corriente en el pago de impuestos, según declara el arrendador bajo su personal responsabilidad.

II.- Que D/Dª […], el arrendatario, solicita se le arriende el mencionado inmueble, para el uso de vivienda habitual, a lo que accede el arrendador.

III.- Y para formalizar lo que sobre el particular tienen convenido otorgan el presente CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE VIVIENDA CON GARANTÍA ADICIONAL DEL CUMPLIMIENTO DE LAS OBLIGACIONES DEL ARRENDATARIO, en base a las siguientes:

 

CLÁUSULAS

PRIMERA.- Que el presente contrato de arrendamiento de vivienda se conviene y concierta por el plazo de UN AÑO, con efectos desde el día […], por lo que dejará de tener vigencia el día […].

El presente contrato será prorrogable, a voluntad del arrendatario, por períodos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración de TRES AÑOS en total, conforme al régimen previsto en el artículo 9 de la Ley 29/1994 de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, en su adaptación por la Ley 4/2013 de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas.

El arrendatario podrá notificar al arrendador, con UN MES de antelación como mínimo a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas su voluntad de no renovarlo.

SEGUNDA.- De conformidad con el artículo 10 de la LAU, si llegada la fecha de vencimiento del contrato, o de cualquiera de sus prórrogas, una vez transcurridos como mínimo tres años de duración de aquel, ninguna de las partes hubiese notificado a la otra, al menos con treinta días de antelación a aquella fecha, su voluntad de no renovarlo, el contrato se prorrogará necesariamente durante un año más.

Al contrato prorrogado le seguirá siendo de aplicación el régimen establecido en el presente contrato.

Finalizada la duración pactada y, en su caso, la de las prórrogas sucesivas, el arrendatario deberá abandonar la vivienda, sin necesidad de requerimiento expreso del arrendador, entregándola en el mismo estado en que se encontraba al ocuparla, con la excepción del desgaste que pudiera tener como consecuencia del uso habitual y responsable que haya hecho el inquilino y/o sus ocupantes del inmueble.

TERCERA.- El arrendatario podrá desistir del contrato, una vez que hayan transcurrido al menos SEIS MESES de arrendamiento y siempre que lo comunique de forma expresa al arrendador con un mínimo de 1 MES.

En este sentido, y conforme al artículo 11 de la LAU, se pacta expresamente, para el caso de desistimiento anticipado del arrendamiento, que el arrendatario indemnizará al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada anualidad de contrato que reste por cumplir, prorrateándose los periodos inferiores al año e indemnizando en proporción al prorrateo resultante.

CUARTA.- No procederá la prórroga obligatoria del contrato si, una vez transcurrido el primer año de duración del mismo, el arrendador comunica al arrendatario que tiene necesidad de la vivienda arrendada para destinarla a vivienda permanente para sí o sus familiares en primer grado de consanguinidad o por adopción o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial. La referida comunicación deberá realizarse al arrendatario al menos con DOS MESES de antelación a la fecha en la que la vivienda se vaya a necesitar y el arrendatario estará obligado a entregar la finca arrendada en dicho plazo si las partes no llegan a un acuerdo distinto.

QUINTA.- La renta mensual se fija en […] EUROS (poner cantidad en números y letras).

El pago de la renta se realizará por el arrendatario, por meses adelantados, dentro de los primeros 7 días de cada mes, mediante transferencia bancaria a la cuenta del arrendador, que tiene abierta en la entidad […] (banco) sucursal […] y cuenta número […].

SEXTA.- El arrendatario entrega al arrendador, en este acto, la cantidad de […] EUROS (poner cantidad en números y letras) en concepto de fianza legal, equivalente a UNA MENSUALIDAD de renta, para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones derivadas del presente contrato.

El arrendador restituirá la fianza al arrendatario al término de este contrato, previa comprobación del estado de la vivienda.

SÉPTIMA.- Asimismo, y de conformidad con el artículo 36.5 de la LAU, el arrendatario deposita en este mismo acto, la cantidad de […] EUROS, en efectivo/mediante transferencia bancaria/otra (indicar la forma pactada), en concepto de garantía adicional.

El arrendador custodiará dicha cantidad (sigue)

Accede ya mismo a la información completa de este modelo:

 

¡No esperes más! Haz click en el botón "comprar ahora", colabora con este blog, y descárgate inmediatamente el modelo completo, en formato Word, para que puedas editarlo directamente con tus datos. Puedes pagar con tarjeta o por PayPal, la forma rápida y segura de pagar en Internet.

 

¿Cuáles son los aspectos más relevantes de este modelo de contrato?

Este modelo de contrato de arrendamiento de vivienda con cláusula de depósito como garantía, dispone de una serie de cláusulas que, según las necesidades de las partes y sus circunstancias, pueden ser modificadas o eliminadas.

Sin embargo, hay cláusulas que considero muy importantes para los intereses del propietario.

 

Duración mínima legal establecida.

Este modelo de contrato se ha redactado siguiendo lo dispuesto en la LAU, en relación a la duración mínima del arrendamiento.

A modo de ejemplo, se ha dispuesto en el modelo de contrato una duración de UN AÑO, aunque éste se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de tres años, salvo que el arrendatario manifieste al arrendador, con treinta días de antelación como mínimo a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas, su voluntad de no renovarlo.

En cualquier caso, la duración del contrato de alquiler puede ser libremente pactada por las partes. 

 

Pago de la renta por meses adelantados.

Si el propietario quiere cobrar la renta por mensualidad anticipadas debe establecerlo en el contrato, así como la forma del pago de la renta y sus actualizaciones.

 

Cláusula de fianza legal.

La exigencia de un fianza en metálico es obligatoria en el contrato de alquiler.

En los alquileres que se destinen al uso de vivienda habitual del inquilino, el importe de la fianza legal coincidirá con 1 mes de renta.

 

Cláusula de depósito como garantía del cumplimiento de las obligaciones del inquilino.

En este modelo de contrato de arrendamiento de vivienda, de conformidad con el artículo 36.5 de la LAU, se establece una cláusula donde el inquilino entrega al casero un depósito de dinero como garantía del cumplimiento por el arrendatario de sus obligaciones arrendaticias.

El depósito de dinero (efectivo, transferencia bancaria, etc) será restituido al inquilino, al término del contrato, siempre que el arrendatario haya cumplido con sus obligaciones de pago y haya entregado la vivienda al propietario en las mismas condiciones que ésta tenía cuando la recibió al inicio del arrendamiento. 

La exigencia de una garantía adicional es siempre aconsejable.

Si la fianza legal (1 mes de renta ó 2 meses de renta, según se trate) es insuficiente o no representa una cantidad deseable para cubrir cualquier eventualidad como impagos, averías, desperfectos, etc., las partes podrían acordar el establecimiento de una garantía adicional en el contrato de alquiler.

En este modelo de contrato me he decantado por la garantía adicional en forma de depósito de dinero, por ser la más utilizada y demandada entre los propietarios. 

Sin embargo se pueden establecer otros tipos de garantía contractual como por ejemplo el aval bancario, el aval personal, o el seguro de protección al alquiler.

 

Cláusula de indemnización a favor del casero en caso de desistimiento del inquilino.

Esta cláusula permite al arrendador asegurarse el cobro de una indemnización -legalmente establecida- en caso de que el inquilino desista del contrato de forma anticipada.

 

Derecho del arrendador de recuperar la vivienda por necesidad.

Se establece en este modelo de contrato una cláusula que permite al propietario recuperar la vivienda por razones de necesidad, para vivir en ella él y/o su familia.

De todas formas, existe un plazo mínimo, y no puede plantearse la resolución del arrendamiento por causa de necesidad sino hasta que haya transcurrido el primer año del contrato.

Además se deberá notificar al inquilino con una antelación de dos meses antes de la fecha en que se vaya a necesitar la vivienda.

 

Obligaciones del inquilino en materia de obras y conservación.

En relación a la conservación de la vivienda, además de lo que establece la Ley, en este modelo de contrato se acuerda la prohibición de realización de cualquier obra sin previa autorización del arrendador, aunque no se altere la configuración de la vivienda ni la resistencia de los materiales en ella empleados.

Para evitar daños indeseados, en este modelo de contrato se prohíbe expresamente al inquilino la realización de agujeros o perforaciones en las paredes de la vivienda.

Todas aquellas pequeñas reparaciones que se deban realizar para mantener la vivienda en buen estado serán a cargo del inquilino.

 

Cláusula de prohibición de cesión o subarriendo.

En este modelo de contrato se establece que el inquilino tiene prohibido ceder o subarrendar la vivienda a terceras personas.

 

Cláusula de renuncia a los derechos de tanteo y retracto.

En este modelo de contrato de arrendamiento de vivienda, el arrendatario hace expresa renuncia a los derechos de tanteo y retracto recogidos en el artículo 25 de la LAU.

En caso de venta de la vivienda, el arrendador deberá comunicar al arrendatario su intención de vender la vivienda con una antelación mínima de UN MES a la fecha de formalización del contrato de compraventa.

 

El destino de la vivienda: uso exclusivo del inquilino y su familia.

Para evitar que la vivienda se convierta en una pensión, en este modelo de contrato se establece una cláusula por la cual las partes acuerdan que la vivienda se destinará exclusivamente al uso de vivienda habitual del inquilino y de su familia, no pudiéndose variar dicho uso sin consentimiento escrito del arrendador.

El incumplimiento de este precepto será motivo de resolución del contrato.

 

De los gastos a cargo del inquilino.

Además de los gastos que comúnmente suelen corresponder al inquilino (agua, luz, gas, teléfono, etc.) se establece en este modelo de contrato que el inquilino pague los recibos de recogida de basura u otros análogos.

Se trata en todo caso de una cláusula abierta para que las partes acuerden a quien corresponde cada gasto (por ejemplo otros gastos como: comunidad, impuesto de bienes inmuebles, etc.).