¿Cuáles son los Gastos que debe Pagar el Inquilino?
5 (100%) 11 votos

¿Qué gastos corresponden al arrendatario durante el alquiler? ¿Cómo se reparten los gastos entre el inquilino y el casero? 

Hola lector, hoy en Modelos y Contratos hablaremos sobre los gastos que existen durante un alquiler de vivienda y cuáles de esos gastos deben ser abonados por el inquilino

Así que, si vas a alquilar un piso, o el arrendamiento ya está en marcha, sigue leyendo este artículo donde analizaremos este asunto que, en muchas ocasiones crea dudas y conflictos entre caseros e inquilinos.

 

¿Quién paga el IBI, la cuota de la comunidad, los impuestos, los suministros, el seguro…?

La ley establece algunas reglas en relación al reparto de gastos durante el alquiler.

Sin embargo, al mismo tiempo, nuestra legislación permite que las partes puedan pactar libremente en el contrato las cláusulas y condiciones que estimen oportunas, siempre que éstas no sean contrarias a la ley.

Veamos ahora qué dice la ley en relación a los gastos que debe soportar el inquilino.

 

La regulación de los gastos en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Salvo que en el contrato de alquiler se acuerde lo contrario, la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece que los gastos se repartan de la siguiente manera:

 

Gastos que corresponden al inquilino.

Artículo 20.3 de la LAU:

Los gastos por servicios con que cuente la finca arrendada que se individualicen mediante aparatos contadores serán en todo caso de cuenta del arrendatario.

Aquellos gastos que puedan medirse con contadores individuales, tales como: suministros de agua, luz, gas, teléfono, etc., deberá pagarlos el arrendatario.

 

Gastos que corresponden al propietario.

Artículo 20.1 de la LAU:

Las partes podrán pactar que los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, tributos, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización y que correspondan a la vivienda arrendada o a sus accesorios, sean a cargo del arrendatario

La ley viene a decirnos que si no se pacta otra cosa distinta en el contrato de arrendamiento, el casero deberá pagar el resto de los gastos como: el IBI, la comunidad de propietarios, los seguros, la tasa municipal de basura, etc.

 

Los gastos en el contrato de alquiler de vivienda.

Como decía al inicio del post, la ley marca el camino de cómo debe ser el reparto de los múltiples gastos que existen en un alquiler de vivienda, pero caseros e inquilinos pueden negociar libremente el reparto de los gastos en el contrato de arrendamiento.

El IBI, las cuotas de la comunidad de propietarios, la tasa de basura, entre otros, son gastos que, a priori, corresponde al propietario soportarlos, aunque en el contrato de alquiler las partes pueden establecer que sea el inquilino quien abone dichos conceptos. 

Por ejemplo, sería perfectamente legal cargar al inquilino la tasa de basura o el IBI, pero de ser así, debe pactarse en el documento de alquiler.

Otros gastos, como el seguro de la vivienda o los seguros de alquiler (impagos de rentas), por sentido común deberían ser abonados por el casero, pero como digo, nada impide acordar otra cosa.

 

Los gastos por suministros de luz, agua, gas, etc.

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) contempla dos situaciones, en función de si en la vivienda alquilada existen contadores individuales o si por el contrario el inmueble no dispone de un contador individual.

Como vimos más arriba, el artículo 20.3 de la LAU establece que el inquilino tiene que pagar las facturas por el gasto de suministros, tales como la luz, el agua, el gas, etc., cuando haya contadores individualizados, excepto que las partes acuerden otra cosa.

Por su parte, en los casos en que la vivienda no tiene contador individualizado, el responsable del pago es el propietario.

Con la excepción de que en el contrato de arrendamiento se acuerde que el obligado de pagar los gastos por suministros (luz, agua, gas…)  sea el inquilino, como generalmente se estipula en los contratos de arrendamiento.

Otro tema que genera confusión entre caseros e inquilinos es la relativa a los gastos por averías o desperfectos en la vivienda alquilada.

 

Los gastos por averías o desperfectos en el alquiler de vivienda.

Al igual que en las partidas de gastos por suministros, tributos, IBI, comunidad, seguros, etc., los gastos por averías o desperfectos que se produzcan durante el alquiler también se reparten entre inquilinos y propietarios.

Veamos a continuación como se reparten aquellos gastos que se producen como consecuencia de daños o averías en el inmueble arrendado.

 

Gastos por averías a cargo del inquilino.

Artículo 21.4 de la LAU:

Las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario de la vivienda serán de cargo del arrendatario.

Esto significa que el inquilino deberá pagar aquellas pequeñas reparaciones que se deban realizar en la vivienda como consecuencia de su normal uso, como por ejemplo: cambiar una bombilla, reemplazar un filtro, arreglar la cadena del servicio, etc. 

También responde el inquilino del cuidado y conservación del inmueble.

En este sentido, el arrendatario deberá pagar los daños que él, su familia y/o sus visitas provoquen en el piso, como por ejemplo la rotura de un cristal.

Anteriormente, en este blog, analizamos otro gasto que genera controversia: ¿Debe el inquilino pintar la vivienda alquilada?

 

Gastos por desperfectos a cargo del casero.

Artículo 21 de la LAU:

El arrendador está obligado a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido (…)

Corresponde al casero realizar todas aquellas reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en condiciones de habitabilidad.

Así pues, el arrendador debe pagar la rotura de tuberías, la avería de la nevera, la caldera, etc., excepto que se trate de una pequeña reparación (por ejemplo cambiar el filtro de la nevera) cuyo gasto recae sobre inquilino. 

Sin embargo, el propietario no tendrá obligación de pagar las reparaciones cuando el deterioro, el daño o el desperfecto sea provocado por culpa del inquilino.

Si quieres ampliar esta información, te recomiendo esta lectura relacionada: Obras en Vivienda de Alquiler: Obligaciones y Derechos.

 

¿Buscas un modelo de contrato, un documento o escrito?

📝Encuéntralo en la página de descargas de Modelos y Contratos.