¿Qué son Vicios Ocultos en una Compraventa y Cómo Reclamar?
5 (100%) 4 votos

Analizamos qué son los vicios ocultos en una compraventa y cómo se reclama al vendedor.

¡Hola lector! En este post de Modelos y Contratos te voy a explicar qué son los vicios ocultos y qué hacer si descubres defectos en el producto adquirido después de realizar una compraventa con un vendedor particular.

Anteriormente, en este blog, ya hemos hablado acerca de los vicios ocultos al tratar la reclamación en una compraventa de coche con averías y también al analizar el contrato de compraventa de producto de segunda mano, donde explicábamos como eximir al vendedor de vicios ocultos después de la entrega del bien.

Ahora, si tienes problemas con el producto que acabas de adquirir, o eres el vendedor y te reclaman por la venta de una cosa defectuosa, sigue leyendo… El artículo de hoy lo dedicaré a explicar detalladamente el concepto de «vicios ocultos» en una compraventa.

Empezamos.

 

¿Qué son los vicios ocultos?

Un vicio oculto es aquel defecto de un producto que el comprador desconoce en el momento de la compraventa, ya que se encuentra oculto y no es apreciable a simple vista. 

Por este motivo se dice que el vicio no puede estar a la vista. Debe tratarse de un «vicio oculto».

Pongamos un ejemplo. En una compraventa de un coche de segunda mano, sería difícil reclamar vicios ocultos al vendedor por el desgaste de los neumáticos, ya que el estado de las ruedas es apreciable por cualquiera, no está oculto.

El vicio oculto debe ser grave o tener una relevancia significativa de tal manera que, de conocerlo el comprador en el momento de la compraventa, no lo habría comprado.

O de haberlo adquirido, pagaría menos por el producto, debido a que la presencia del vicio disminuye el valor del bien.

Otro elemento interesante, es que, aunque el vendedor del producto desconozca la existencia del vicio oculto, sería responsable de todas formas.

Por tanto, no se requiere que el vendedor mienta, ya que el comprador podrá reclamar por los vicios ocultos aunque el vendedor no los conozca.

El engaño del vendedor o la ocultación de la avería del producto, permite al comprador reclamar una indemnización por daños y perjuicios, además de la reclamación propia por los vicios ocultos. Incluso, podría enfrentarse el vendedor a un delito de estafa, dependiendo de la gravedad de los hechos.

Lo que sí será necesario para que haya vicio oculto, es que el desperfecto exista con anterioridad a la compraventa del producto.

La consecuencia de la existencia de vicios ocultos es la obligación del vendedor de responder de ellos ante el comprador. En Derecho esta obligación se conoce como «saneamiento».

Vamos a ver a continuación cuáles son los requisitos de los vicios ocultos.

 

Requisitos de los Vicios Ocultos.

Para poder exigir responsabilidad al vendedor por vicios ocultos, se tienen que cumplir los siguientes requisitos:

 

  • El vicio debe estar oculto.

Tiene que tratarse de un vicio oculto, un defecto del producto que no esté a la vista y que el comprador no puede conocer.

 

  • El vicio debe ser grave.

La gravedad de la avería debe hacer impropio el producto para su uso normal y habitual, o debe hacer disminuir su utilidad. Lo que significa que la gravedad del vicio oculto puede invalidar total o parcialmente el uso del producto.

 

  • El vicio oculto debe ser preexistente.

El defecto del producto debe existir con anterioridad a la compraventa. Una avería nueva o un defecto que producido después de la compraventa no es un vicio oculto.

 

  • El comprador no puede ser un perito.

El comprador no puede ser un perito o un profesional en la materia.

Por ejemplo, un mecánico de coches tendrá más difícil exigir al vendedor la reparación de una avería, ya que por su oficio debía conocer fácilmente la existencia de averías en el vehículo al momento de la compraventa, aunque el defecto estuviera oculto.

 

  • Plazo de 6 meses para reclamar.

El plazo para reclamar al vendedor los vicios ocultos es de seis meses, a contar desde el momento de la entrega del producto.

Es decir, si después de la compraventa del vehículo, de la vivienda o del producto adquirido, se detecta un fallo o defecto, y no han transcurrido seis meses desde la entrega, el comprador tendrá derecho a exigir al vendedor la devolución del dinero o una rebaja en el precio.

Este plazo de tiempo supone que, si en 6 meses desde la compraventa no hemos exigido judicialmente el saneamiento (la obligación del vendedor de responder de los vicios ocultos), el comprador pierde el derecho a exigirlo.

 

¿Qué se puede reclamar cuando hay vicios ocultos?

Cuando el comprador descubre vicios ocultos en el bien adquirido, y todavía se encuentra dentro del plazo legal, puede ejercer su derecho de saneamiento, o lo que es lo mismo, obligar al vendedor a responder por los vicios ocultos.

El comprador tiene dos opciones para reclamar por vicios ocultos:

 

1. Exigir la devolución del dinero: «Acción redhibitoria»

Mediante esta opción, el comprador lo que pretende es desistir del contrato de compraventa del bien y devolver al vendedor la cosa con vicios ocultos.

El vendedor estaría obligado a reembolsar el precio del producto más los gastos que haya tenido el comprador.

Esta acción se la conoce como «acción redhibitoria».

Por ejemplo, en la compra de un coche de segunda mano defectuoso, con esta acción el comprador podría resolver el contrato de compraventa de vehículo en caso de vicios ocultos.

Además, si el comprador pudiera demostrar que el vendedor actuó con mala fe -conocía los vicios ocultos o los defectos del bien y no los manifestó al comprador-, también podrá exigir daños y perjuicios, además de la acción redhibitoria.

 

2. Exigir una rebaja en el precio: «Acción quanti minoris»

Esta opción del comprador sirve para exigir al vendedor una rebaja del precio, conservando el producto adquirido en la compraventa.

Esta acción se la conoce como «acción quanti minoris» y consiste en rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos.

Es decir, si comprador y vendedor no se ponen de acuerdo en la rebaja, la ley establece que la valoración de los vicios ocultos será a juicio de peritos.

 

¿Cómo reclamar al vendedor por vicios ocultos?

Ante una compraventa entre particulares no existe una garantía propiamente dicha, como en el caso de los vendedores profesionales.

Pero la ley sí establece una obligación de saneamiento por los defectos o vicios ocultos de la cosa vendida.

Esto significa que el comprador estará legitimado para reclamar al vendedor, siempre y cuando la avería o el daño existiera con anterioridad a la compraventa. Como hemos visto, no es posible reclamar vicios ocultos si la avería es nueva, posterior a la entrega.

Entonces, el comprador puede exigir responsabilidad al vendedor, por ejemplo, por entregar un coche con una avería en el motor o un móvil con batería defectuosa que haga impropio su uso.

Ahora que ya tenemos claro qué son los vicios ocultos, el mayor problema para el comprador es demostrar que el producto adquirido presenta defectos ocultos.

Si se hace una reclamación por vicios ocultos a vendedor profesional, el comprador lo tendrá bastante más fácil. El concesionario o el compraventa está obligado a otorgar una garantía de, cómo mínimo, un año.

Además, en esos casos, el comprador tiene derecho a la reparación del producto, a su sustitución, a la rebaja del precio o a la resolución del contrato.

 

…Pero cuando el vendedor es un particular la cosa cambia.

Si no hay un acuerdo amistoso entre el comprador y el vendedor que permita la resolver la controversia, lo siguiente sería la reclamación judicial.

El comprador debe probar la existencia de los vicios ocultos que reclama y no al revés.

Es decir, la carga de la prueba recae sobre el que reclama, en este caso el comprador.

Para que prospere la reclamación judicial, es de vital importancia contar con pruebas que acrediten la existencia de los vicios ocultos en la cosa adquirida.

Y para ello, la mejor forma de probar un vicio oculto es mediante un perito, que examinará el objeto en cuestión y en su informe pericial determinará la existencia del desperfecto o vicio oculto y la relevancia que este defecto tiene sobre el bien -que el vicio haga la cosa impropia para el uso que se destina o que reduzca considerablemente su valor-.

El perito deberá acreditar ante el juez que el vicio oculto en el producto comprado tiene una defecto o una avería grave, que de haberlo conocido el comprador no lo hubiera comprado o hubiera pagado menos de haberlo sabido.

Resumiendo… Si has adquirido un producto de segunda mano defectuoso o con vicios ocultos, y no has podido llegar a ningún acuerdo con el vendedor, deberás acudir a un perito para que haga un informe con el que poder demostrar en un juicio la gravedad del vicio y que el desperfecto tiene su origen con anterioridad a la compra.

Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, en el contrato de compraventa de producto de segunda mano las partes acuerdan eximir al vendedor de responsabilidad ante la presencia de vicios ocultos.

Esta cláusula de exoneración de responsabilidad por vicios ocultos entre particulares es perfectamente legal, y libera al vendedor de futuras reclamaciones por averías o vicios ocultos que el comprador pueda descubrir en el vehículo después de la entrega.

 

Los vicios ocultos en la Ley.

En nuestro Derecho español, el tema de los vicios ocultos viene regulado en el Código Civil, dentro del capítulo de las «obligaciones del vendedor», al tratar el saneamiento por los defectos o gravámenes ocultos de la cosa vendida.

De dicha normativa, destacan los siguientes artículos:

 

Artículo 1461.

El vendedor está obligado a la entrega y saneamiento de la cosa objeto de la venta.

 

Artículo 1474.

En virtud del saneamiento a que se refiere el artículo 1.461, el vendedor responderá al comprador:

1.º De la posesión legal y pacífica de la cosa vendida.

2.º De los vicios o defectos ocultos que tuviere.

 

Artículo 1484.

El vendedor estará obligado al saneamiento por los defectos ocultos que tuviere la cosa vendida, si la hacen impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo este uso que, de haberlos conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella; pero no será responsable de los defectos manifiestos o que estuvieren a la vista, ni tampoco de los que no lo estén, si el comprador es un perito que, por razón de su oficio o profesión, debía fácilmente conocerlos.

 

Artículo 1485.

El vendedor responde al comprador del saneamiento por los vicios o defectos ocultos de la cosa vendida, aunque los ignorase.

Esta disposición no regirá cuando se haya estipulado lo contrario, y el vendedor ignorara los vicios o defectos ocultos de lo vendido.

 

Artículo 1486.

En los casos de los dos artículos anteriores, el comprador podrá optar entre desistir del contrato, abonándosele los gastos que pagó, o rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos.

Si el vendedor conocía los vicios o defectos ocultos de la cosa vendida y no los manifestó al comprador, tendrá éste la misma opción y además se le indemnizará de los daños y perjuicios, si optare por la rescisión.

 

Artículo 1490.

Las acciones que emanan de lo dispuesto en los cinco artículos precedentes se extinguirán a los seis meses, contados desde la entrega de la cosa vendida.

 

Ejemplos de vicios ocultos.

Para finalizar, me gustaría dejarte algunos ejemplos de vicios ocultos, que nos servirán para aclarar un poco este concepto.

  • En la compraventa de una moto, después de la entrega el comprador se queja de problemas en el motor con pérdida de potencia.
  • Un comprador que adquiere un ordenador a un particular y que tiene problemas de software, lo que hace que no funcione correctamente.
  • Un teléfono móvil cuya cámara de fotos está defectuosa o un Iphone con un problema grave de batería.
  • Una PlayStation que tiene problemas en la alimentación de uno de los mandos, y éste no funciona.
  • Una bicicleta que tiene un problema grave en los cambios.
  • Un coche de segunda mano con un fallo en la caja de cambios; una rotura del motor; con problemas en el sistema de navegación; una alteración del cuentakilómetros.
  • Una vivienda de segunda mano que presenta humedades por filtraciones, las cuales no se apreciaban en el momento de la entrega del piso.

 

Se tratan de averías o desperfectos que el comprador no había reconocido en el momento de la compraventa, y que se descubren después de la entrega del producto.

 

Espero que esta información te haya sido útil.

¿Todavía tienes alguna duda? Déjame tus comentarios justo aquí abajo.

Si buscas un modelo de contrato, accede a la sección de documentos legales redactados por abogados.

Nos vemos online.

Últimos artículos
Muestra 11 comentarios
  • Tini
    Responder

    Hola Tito, muchas gracias por hacer que se entienda esto de los vicios ocultos ya que estaba un poco confundida. El caso es que compré un movil a un particular pero uno de los botones del volumen no funciona y el vendedor no quiere hacerse cargo. Tengo alguna opción? Muchas gracias de nuevo.

    • Responder

      Hola Tini, si ese defecto del móvil ya existía en el momento de la compraventa y tu no lo sabías, el vendedor debe responder del vicio oculto, al menos que hayáis firmado un contrato de compraventa que exima al vendedor de responsabilidad por vicios ocultos.
      Nos vemos online.

  • Jordi
    Responder

    Buenas,

    Después de leer tu articulo sobre ¿Que son vicios ocultos en una compraventa y como reclamar? me surge una duda, que ocurre si como vendedor aplico un descuento en el precio de venta solicitado por el comprador, por si hay que hacer reparaciones, sean vistas u ocultas, y el vendedor a posteriori reclama el pago de una factura por avería según el como vicio oculto?

    Hay que abonar esa factura?

    Teniendo en cuenta que no ha sido revisado por un perito, como puedo saber que no me esta engañando? el taller es de su confianza, y aprovecha esta para realizar el mantenimiento del vehículo, cambio de aceites y filtros.

    Gracias y un saludo.
    Jordi

    • Responder

      Hola Jordi, para evitar ese tipo de reclamaciones te recomiendo realizar un contrato de compraventa sin responsabilidad para el vendedor en caso de defectos o vicios ocultos en el vehículo. De esta forma, el comprador ya no podría reclamar si descubre averías en el coche después de la entrega.
      Nos vemos online.

  • Alejandro
    Responder

    Hola e comprado una furgoneta y al mes empezó a patinar el embrague puedo reclamar

  • Iñigo
    Responder

    Hola Tito,

    ¿Puedo reparar el coche después del peritaje? ¿O tengo que esperar a que se resuelva la reclamación/juicio?

    Gracias

    • Responder

      Hola Iñigo, amplía un poco más la información para que podamos responder. Por ejemplo, ¿qué daños tiene el coche?, ¿quién realizó el peritaje?, etc.
      Nos vemos online.

  • Beatriz
    Responder

    Hola Tito, en mi caso me ha llegado un burofax a mi casa por un vehículo le que vendí a un particular. El vehículo tiene 18 años y se vendió por una pequeña cantidad. El vehículo lo vendí con la ITV en vigor y en condiciones de circular, es decir, no tenía ningún problema que impidiese su uso cotidiano.
    Al parecer, el comprador de mi vehículo lo llevó a un cadena de talleres en el que le dice un mecánico que hay que cambiar varias cosas como dos de las ruedas, líquido de frenos, discos de freno… y algunas cosas más, ascendiendo la factura del taller a más de la mitad de por lo que vendí el vehículo.
    Ahora el comprador me manda un burofax (él particularmente a mí casa), diciendo que si no le pago la reparación o le devuelvo el dinero, me denunciará en tres días ya que le he vendido un vehículo averiado, y que estoy en la obligación de sanearlo
    En mi opinión el coche no está averiado (funciona y tiene ITV), y que todo lo que me dice son piezas de desgaste. Ni siquiera lo ha visto un perito “oficial”, si no un taller que a saber…
    La cosa es que no sé si debería contestarle a burofax, o por el contrario esperar a una denuncia, ya que no sé si se podría ni si quiera denunciar por ello.
    Espero que puedas ayudarme.
    Gracias

    • Responder

      Hola Beatriz, coincido contigo en que algunas cosas que te reclama el comprador no son vicios ocultos y que más bien, son daños o desgastes que se pueden reconocer a simple vista, como es el caso de las ruedas del coche.
      Y este punto es esencial, ya que para reclamar averías por vicios ocultos el daño no puede estar a la vista.
      Tampoco me parece acertada la reclamación del liquido de frenos y del disco de frenos; en mi opinión no se pueden considerar averías por vicios ocultos.
      Lo que yo haría sería esperar a que el comprador presente la demanda, porque la carga de la prueba le corresponde y debe ser él quien tiene que demostrar que las averías que reclama son vicios ocultos.
      Nos vemos online.

  • José
    Responder

    Buenas noches Tito:

    No me queda claro lo de vicios ocultos en caso de un ordenador (mi caso como vendedor de un equipo de segunda mano).
    Vendí un ordenador de segunda mano que funcionaba perfectamente, y tengo constancia del comprador por varios emails recibidos que funcionaba perfectamente cuando lo recibió. Después de unos meses tengo noticias que se le ha estropeado y en un servicio técnico le han dicho que hay que cambiar la placa base.

    Ahora me reclama el comprador que me haga cargo de la avería. ¿Entraría como vicio oculto el que, por ejemplo, se le queme un circuito integrado y deje de funcionar?

    Muchas gracias de antemano.

Deja un comentario

Busca el modelo o la información legal que necesitas