Contrato de Arrendamiento de Temporada (Trabajo, Traslado, Estudios…)
5 (100%) 13 votos

Modelo de contrato de alquiler de temporada de un inmueble (casa, piso, apartamento, etc) para uso distinto del de vivienda habitual del inquilino (por trabajo, traslado, estudios, etc.).

Hola lector. En este artículo de Modelos y Contratos hablaremos sobre una de las opciones más utilizadas en el mundo del alquiler: el arrendamiento de temporada.

Analizaremos esta modalidad de alquiler que sirve para satisfacer una necesidad temporal de vivienda del inquilino, como en aquellos casos en que éste tiene que desplazarse a otra ciudad por motivos laborales o de estudios, entre otras causas.

Además, al final del post, podrás acceder a un modelo de contrato de arrendamiento de temporada

 

¿Qué es un arrendamiento de temporada?

Aunque comúnmente se conozca como contrato de temporada, la ley lo denomina contrato para uso distinto a vivienda.

Si un contrato de alquiler de vivienda habitual tiene como destino primordial satisfacer la necesidad permanente de vivienda del inquilino (su domicilio habitual y su hogar), un arrendamiento de temporada es justo todo lo contrario de aquel.

Veámoslo con un ejemplo: un trabajador autónomo que debe desplazarse a otra ciudad, durante unos meses, para llevar a cabo un trabajo que le han encargado. Su domicilio habitual está lejos del lugar de trabajo así que decide alquilar un piso de forma temporal, cerca de la obra, hasta finalizar el encargo. Después de seis meses, una vez que termina la obra, regresa a su casa, a su hogar habitual. El contrato aplicable a este caso sería el de arrendamiento de temporada.

Como podemos ver en el ejemplo anterior, los arrendamientos de temporada no persiguen que la vivienda se convierta en un hogar permanente para el inquilino. Éste ya cuenta con otro domicilio permanente. De lo que se trata es de cubrir una necesidad de vivienda temporal del inquilino, sea por trabajo, estudios, traslado, etc.

Un alquiler de temporada no persiguen que la vivienda se convierta en el hogar permanente del inquilino

 

¿Cuáles son las diferencias entre un arrendamiento de temporada y un alquiler de vivienda?

Como hemos visto los párrafos precedentes, la principal diferencia radica en el uso que el inquilino dé a la vivienda:

  • Si el piso que se alquila va a ser destinado como vivienda habitual del inquilino y/o su familia -su hogar estable y permanente- nos encontraremos ante un arrendamiento de vivienda.
  • Por el contrario, si el piso se destina a satisfacer una necesidad temporal de vivienda del inquilino, estando la causa justificada por traslado, negocios, trabajo, estudios, etc., estaríamos ante la modalidad de arrendamiento de temporada.

La duración del contrato, más o menos larga, puede diferenciar ambos arrendamientos, ya que frecuentemente los arrendamientos de temporada tiene una corta duración (inferior a un año). Aunque no sería extraño encontrarnos con arrendamientos de temporada con una duración superior frente a otro de vivienda habitual.

A diferencia de los alquileres de vivienda, no existe una duración mínima para los arrendamientos de temporada. 

En este punto, lamentablemente, algunos caseros hacen firmar a sus inquilinos contratos de temporada, cuando en realidad son alquileres de vivienda habitual, con el único fin de burlar la ley y evitar la prórroga del contrato.

La libertad de pactos es otra de las diferencias que existen entre ambas modalidades de arrendamientos. 

En primer lugar, los arrendamientos de temporada se rigen por los pactos entre casero e inquilino. No están sometidos a ninguna ley especial, sino a sus propios pactos (renta, actualizaciones, prórrogas, desistimiento, etc.).

Existe una excepción, ya que la LAU obliga a exigir dos meses de fianza (en los alquileres de vivienda es una mensualidad de fianza).

Finalmente, todos los aspectos que las partes no hayan acordado en el documento de arrendamiento se regirán por lo establecido en la LAU y, con carácter supletorio, por las normas del Código Civil.

 

Otros arrendamientos distintos al de vivienda: alquileres turísticos y locales de negocio.

Antiguamente, todos los contratos de viviendas turísticas se regían por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Sin embargo, en el año 2013, hubo algunos cambios en la LAU por la entrada en vigor de la Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas, entre ellos los que afectan a las casas y apartamentos turísticos.

 

La regulación de los alquileres vacacionales.

Desde entonces, los arrendamientos de temporada que tengan una finalidad turística no serán considerados como alquileres de uso distinto a vivienda, y por tanto se regirán por las normas de su propia Comunidad Autónoma.

En concreto, el artículo 5 de la LAU excluye de su ámbito de aplicación:

La cesión temporal de uso de la totalidad de una vivienda amueblada y equipada en condiciones de uso inmediato, comercializada o promocionada en canales de oferta turística y realizada con finalidad lucrativa, cuando esté sometida a un régimen específico, derivado de su normativa sectorial.

Con la nueva redacción, se excluye de la LAU aquellos alquileres que se comercialicen o se promocionen en canales de oferta turística (en páginas webs, guías en internet, agencias de viajes, etc.. ) con fines lucrativos, debiendo sus propietarios legalizar las viviendas para usos turísticos.

Sin embargo, creo que las posibilidades de alquilar una casa particular por estancias cortas (en verano), entre particulares, no se verá afectada, siempre y cuando ese alquiler no sea destinado al turismo ni comercializado por canales turísticos, ya que la ley no excluye a todos los alquileres de temporada.

El caso de estas viviendas destinadas al alquiler por temporada, cuando no se dediquen profesionalmente a la actividad turística, seguirían regulándose por la LAU.

Si buscas un modelo de contrato de temporada para alquiler vacacional sigue el enlace.

 

Locales de negocios y comercios: arrendamientos para uso distinto del de vivienda.

Bajo la fórmula de los arrendamientos para uso distinto del de vivienda se regulan también los alquileres de locales de negocios y/o comercios. 

El artículo 3 de la LAU regula los arrendamientos para uso distinto del de vivienda.

1. Se considera arrendamiento para uso distinto del de vivienda aquel arrendamiento que, recayendo sobre una edificación, tenga como destino primordial uno distinto del establecido en el artículo anterior.

2. En especial, tendrán esta consideración los arrendamientos de fincas urbanas celebrados por temporada, sea ésta de verano o cualquier otra, y los celebrados para ejercerse en la finca una actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial, cultural o docente, cualquiera que sean las personas que los celebren.

Como podemos apreciar, este precepto engloba no sólo los alquileres de temporada (verano o cualquier otra) sino también los arrendamientos de locales, bajos, comercios, negocios, etc.

Puedes acceder aquí a un modelo de contrato de arrendamiento de local de negocio.

La Ley no establece ninguna forma específica de celebrar estos contratos (podría ser verbal).

Sin embargo, para prevenir problemas, es importante dejar constancia por escrito de los elementos y pactos que conforman el contrato, como la identificación de las partes y de la vivienda; cuál será la duración del alquiler; el precio de la renta; la forma de pago; el destino como uso distinto del de vivienda; la causa que justifica la temporalidad del arrendamiento; etc.  

 

Modelo de contrato de arrendamiento de temporada, por motivos de trabajo, traslado, estudios, etc.

Modelo de contrato de arrendamiento de temporada, para uso distinto del de vivienda habitual del inquilino, justificado por causas de trabajo, traslado, estudio, etc, para particulares y/o empresas.

CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE TEMPORADA

 

REUNIDOS

De una parte, D/Dª […], estado civil […], mayor de edad, profesión […], vecino de […] (localidad), con domicilio en la calle […] nº […] piso […], y con D.N.I. Nº […], en condición de arrendador (propietario).

Y de otra, D/Dª […], estado civil […], mayor de edad, profesión […], vecino de […] (localidad), con domicilio en la calle […] nº […] piso […], y con D.N.I. Nº […], en condición de arrendatario (inquilino).

 

INTERVIENEN

AMBAS PARTES tienen suficiente capacidad legal para llevar a cabo este CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE INMUEBLE PARA USO DISTINTO DEL DE VIVIENDA que mutuamente se reconocen, INTERVINIENDO D/Dª […] en nombre y derecho propio, como parte arrendadora, y D/Dª […], en nombre y derecho propio, como parte arrendataria, siendo responsables de la veracidad de sus manifestaciones.

 

(Si una, o ambas partes, actúa en nombre de una empresa, hacerlo constar aquí, siguiendo el ejemplo que se indica a continuación:

D/Dª […] actuando en nombre y representación de la entidad mercantil […], con C.I.F. Nº […], con domicilio social en […], C/ […] nº […], inscrita en el Registro Mercantil de […], al tomo […], Folio […], hoja Nº […], quien comparece en calidad de apoderado de la misma, conforme a la escritura de constitución de otorgada el […] (fecha) ante el Notario de […] (localidad) D/Dª […], Nº Protocolo […], como parte arrendadora/arrendataria)

 

De mutuo acuerdo,

 

EXPONEN

1º Que D/Dª […], el arrendador, es dueño de la vivienda sita en […] (dirección del inmueble que se alquila), que además cuenta con las siguientes referencias:

Cédula de habitabilidad Nº […]

Se adjunta al presente contrato de arrendamiento de vivienda copia de la cédula de habitabilidad.

Certificado de eficiencia energética Nº […]

Se adjunta al presente contrato de arrendamiento de vivienda copia del certificado de eficiencia energética.

Referencia catastral Nº […]

Que el inmueble se encuentra libre de cargas y gravámenes, arrendatarios y ocupantes, y al corriente en el pago de impuestos, según declara el arrendador bajo su personal responsabilidad.

 

2.º Que D/Dª […], el arrendatario, solicita se le arriende el mencionado inmueble, para el uso distinto del de vivienda habitual, a lo que accede el arrendador.

 

3º Y para formalizar lo que sobre el particular tienen convenido otorgan el presente CONTRATO DE ARRENDAMIENTO DE INMUEBLE PARA USO DISTINTO DEL DE VIVIENDA , en base a las siguientes:

 

CLÁUSULAS

PRIMERA.- Que el presente contrato de arrendamiento de temporada se conviene y concierta por una duración de […] MESES, con efectos desde el día […] (fecha de comienzo) por lo que dejará de tener vigencia el día […] (fecha de finalización).

La parte arrendataria se obliga a utilizar el inmueble arrendado como vivienda temporal, durante el plazo de duración pactado, justificándose dicho arrendamiento por motivos de […] (especificar la causa: traslado, trabajo, estudio, etc.).

Finalizada la duración pactada, el arrendatario deberá abandonar la vivienda, y hacer entrega de las llaves, sin necesidad de requerimiento expreso del arrendador, entregándola en el mismo estado en que se encontraba al ocuparla, con la excepción del desgaste que pudiera tener como consecuencia del uso habitual y responsable que haya hecho el inquilino y/o sus ocupantes del inmueble.

 

SEGUNDA.- Las partes pactan expresamente que el contrato quedará resuelto si una de ellas comunica a la otra, por escrito, su voluntad de desistimiento anticipado del arrendamiento, con al menos 1 MES de antelación.

El ejercicio de esta cláusula de desistimiento anticipado por cualquiera de las partes no conllevará ninguna clase de indemnización o penalización.

 

TERCERA.- La renta mensual se fija en […] EUROS (poner cantidad en números y letras).

El pago se realizará por el arrendatario, por meses adelantados, dentro de los primeros 7 DÍAS DE CADA MES, mediante transferencia bancaria a la cuenta del arrendador, que tiene abierta en la entidad […] (banco) sucursal […] y cuenta número […] (si el pago se realiza en efectivo, o de otra forma, hacerlo constar en este párrafo).

El incumplimiento por parte del arrendatario de la obligación de pago de la renta dará lugar a la resolución del presente contrato. En caso de producirse dicho incumplimiento, el arrendatario deberá restituir la vivienda al arrendador, de forma inmediata, siendo por cuenta de aquél todos los gastos, tanto judiciales como extrajudiciales, que dicha resolución pueda originar.

 

CUARTA.- El arrendatario entrega al arrendador, en este acto, la cantidad de […] EUROS (poner cantidad en números y letras) en concepto de fianza legal, equivalente a DOS MESES de renta, para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones derivadas del presente contrato.

El arrendador restituirá la fianza al arrendatario al término del arriendo, previa comprobación del estado de la vivienda y del cumplimiento de todas las obligaciones del inquilino derivadas del presente contrato.

 

QUINTA.- Serán de cuenta del arrendatario las pequeñas reparaciones que se deban realizar para mantener la vivienda en estado de servir al uso al que se destina.

En cualquier caso, queda prohibida (sigue) 

Accede ya mismo a la información completa de este modelo:

 

¡No esperes más! Haz click en el botón "comprar ahora", colabora con este blog, y descárgate inmediatamente el modelo completo, en formato Word, para que puedas editarlo directamente con tus datos. Puedes pagar con tarjeta o por PayPal, la forma rápida y segura de pagar en Internet.