¿Es Legal que el Casero Retenga la Fianza al Término del Alquiler?
5 (100%) 6 votos

¿Puede el arrendador retener la fianza después de terminado el alquiler? ¿Debe el casero devolver la fianza inmediatamente al inquilino cuando finaliza el arrendamiento?

Hola lector. Hoy en Modelos y Contratos volvemos a tratar un asunto que genera muchas dudas entre caseros e inquilinos de toda España: la devolución de la fianza.

Anteriormente en este blog, hemos visto qué es la fianza, así como otras garantías adicionales a la fianza que se pueden acordar en el contrato de alquiler de vivienda habitual o en aquellos inmuebles destinados para uso distinto del de vivienda (véase contrato de alquiler de temporada).

Con frecuencia, las partes suelen tener algún que otro conflicto con la devolución de la fianza al finalizar el arrendamiento, sobre todo cuando el arrendador, llegado el momento, retiene la fianza.

Es por ello, que en este artículo, intentaremos aclarar algunas dudas, respondiendo a las preguntas formuladas arriba. 

 

Legalmente, ¿puede el arrendador retener la fianza al finalizar el alquiler?

Veamos primero lo que dice la ley.

El artículo 36.4 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos (LAU) nos dice:

El saldo de la fianza en metálico que deba ser restituido al arrendatario al final del arriendo, devengará el interés legal, transcurrido un mes desde la entrega de las llaves por el mismo sin que se hubiere hecho efectiva dicha restitución.

Como podemos leer, la ley no fija un plazo de restitución de la fianza, sino que nos dice que el casero debe devolver la fianza (o lo que quede de ella) a la finalización del contrato de alquiler de vivienda.

Y por otro lado, establece que a la cantidad de la fianza se le aplicará el interés legal a partir del mes siguiente a la entrega de las llaves por el inquilino.

Lo que significa que, si el casero se retrasa más de 30 días en devolver la fianza, el inquilino podrá exigir la cantidad que le corresponda de la fianza más los intereses.

Por lo tanto, siendo la fianza una garantía vinculada al contrato de alquiler, una vez que éste llega a su fin (y no quedan obligaciones pendientes), el casero tiene que devolverla en el acto al arrendatario.

 

Es erróneo decir que el propietario tiene un mes para devolver la fianza.

Entre algunos arrendadores e inquilinos existe la creencia de que el casero tiene 1 mes de plazo para devolver la fianza.

Pero la realidad no es esa.

Si el inquilino ha cumplido con todas sus obligaciones, el propietario debe devolver la fianza al término del alquiler.

Esta confusión, que es frecuente, puede tener su origen en la malinterpretación que se hace del artículo 36.4 de la LAU, sobre el período de 1 mes que establece dicha ley para que la fianza comience a generar intereses en favor del inquilino.

También podría confundirse con el plazo de 1 mes que disponen los organismos autonómicos, destinados al deposito de la fianza legal, para que restituyan dicha cantidad al casero (no al inquilino).  

 No existe ninguna norma que establezca que el casero dispone de 1 mes para devolver la fianza, ni tampoco retenerla, si no hay ninguna justificación para ello.

Dicho esto, en el contrato de alquiler o en el documento de terminación de contrato, las partes podrían pactar que el propietario, una vez finalizado el arriendo, retenga la fianza hasta que se compruebe el cumplimiento de las obligaciones del inquilino.

 

¿En que casos puede el casero retener la fianza?

Como decimos, si el inquilino entrega las llaves y transcurre un mes desde aquella entrega, y el casero no devuelve la fianza, esta cantidad comenzará a devengar el interés legal.

Por el contrario, si el inquilino no ha cumplido con sus obligaciones, el propietario tiene la facultad para retener la fianza hasta el cumplimiento de tales obligaciones.

Lo que significa que el casero puede quedarse con el dinero suficiente para cubrir los daños y/o averías provocadas por el inquilino, devolviendo la parte restante.

Llegado el caso, lo aconsejable sería firmar un documento de finalización de contrato donde se haga constar cuáles son los daños, averías u obligaciones pendientes.

 

¿Cómo reclamar la devolución de la fianza al arrendador?

Decíamos que, si al finalizar el contrato de alquiler, el arrendador retiene la fianza de forma injustificada, el inquilino podrá reclamar la devolución desde un primer momento.

Para ello, la forma más aconsejable es reclamar por Burofax la devolución de la fianza al casero.

Sin embargo, si la reclamación amistosa no provoca el efecto deseado, el inquilino deberá interponer la demanda en el juzgado.

Aunque existen procesos judiciales que permiten a los demandantes acudir sin abogado (para reclamar cantidades hasta 2000€), lo recomendable en estos casos es estar siempre asistidos por un letrado.

 

📝¿Buscas un modelo de contrato, un documento o escrito? Encuéntralo en la página de descarga de Modelos y Contratos.